¿Que pasa cuando el parto no es como lo habías imaginado II?

Había roto la bolsa y estaba de 34 semanas. Nos fuimos a urgencias. Enseguida empezó el protocolo: reposo absoluto, pinchazo para madurar los pulmones, antibióticos para no coger una infección al estar la bolsa rota, monitores para controlar a mi bebe y medicación para frenar el parto.  Había que haber todo lo posible para que aguantara un tiempo más en la tripa.

Lo primero que me dijeron: reposo absoluto y que no me tocara la tripa, porque eso podría desencadenar contracciones. Y allí estaba yo, con mucho miedo, evitando el impulso de tocarme la tripa, y con las emociones disparadas.

Pasaron los dias y el 14 de Marzo de 2017, a las 5:40 de la mañana empecé con contracciones. Comenzó el trabajo de parto y ya no se podia frenar. Ese día cumplía 34 semanas de gestación, y mi pequeño Fausto decidió venir al mundo.

El parto fue bien, sin complicaciones y rápido. Nosotros estábamos deseando escucharle llorar y que la pediatra que estaba en el parto nos dijera que todo estaba bien…. Y, gracias a Dios, fue así,… y nuestro bebe, nuestro bebe prematuro, nuestro hijo, nuestro tercer bebe, estaba santo y era pequeñito como un limón.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s